Una de las quejas más habituales estos días es la dificultad para dormir con este intenso calor, estamos atravesando uno de los veranos con las temperaturas más altas y nuestro descanso parece verse afectado por ello.
Está claro que nuestro sueño no es independiente de la temperatura, según la Asociación Española del Sueño, nuestro dormitorio debería encontrarse entre 18 y 20 grados. Cuando dormimos con temperaturas más altas tardamos más en dormimos y nos despertamos durante la noche, resultando un sueño de peor calidad.

dormir calor

Según la Asociación Española del Sueño, nuestro dormitorio debería encontrarse entre 18 y 20 grados

Desde Psicosomni os dejamos algunos consejos para no depender exclusivamente del aire acondicionado y que las altas temperaturas no nos estropeen el sueño.

Bebe la suficiente agua

No hidratarse lo suficiente durante el día puede provocar dolores de cabeza o molestias físicas a la hora de dormir. Si te cuesta beber más agua, prueba otras opciones como las infusiones frías o los zumos de frutas naturales.

Durante el día, persianas bajadas

Intenta que el intenso calor del día no aumente la temperatura de tu casa, es recomendable bajar las persianas hasta la tarde.

Cuida tus horarios

Intenta no comer o beber alcohol 2 horas antes de ir a dormir. Además, es esencial evitar las grasas, las especias y elegir platos ligeros, una cena pesada dificultará nuestro descanso.

Una ducha templada, mejor que fría!

Una ducha fría puede resultar refrescante en un primer momento pero no resultará práctico. Según el Instituto Biológico de la Salud (Madrid) el choque térmico con el agua fría nos produce un alivio del calor instantáneo pero posteriormente reactiva nuestro organismo y nuestro gasto energético aumentando nuestra temperatura. Si quieres ir a la cama fresquito y limpio, prueba con agua templada.

Desenchufa los aparatos electrónicos de tu habitación

Desenchufa los aparatos electrónicos de tu habitación, desprenden calor, incluso apagados.

feet-1853291__480

Los pies, una parte importante!

Las terminaciones nerviosas que se encuentran ellos, hacen de los pies una parte importante de nuestro cuerpo. Ponerlos a remojo antes de acostarnos o dejarlos destapados durante la noche nos ayudará a dormir mas frescos.

Calma!

El movimiento constante aumenta nuestra temperatura y nuestra sensación de calor. Intenta encontrar un postura cómoda e intentar relajarte! Intenta no enfadarte ni irritarte, acepta que la temperatura es la que es y piensa en otra cosa para poder dormir. Si no lo logras pasado un tiempo será mejor que salgas de la cama.

Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar tu descanso!

Dejar un comentario

GUILLEM MACHIRANT

 
  • Licenciado en Psicología por la Universidad de Valencia.
  • Experto en el tratamiento de trastornos del sueño.
  • Máster en Psicología general sanitaria en la AEPCCC (asociación española de psicología clínica cognitivo conductual)
  • Colaborador del programa-taller “diagnostico precoz de enfermedades del sueño y adquisición de hábitos saludables” impartido por la sección de programas de salud del Ajuntament de València.
  • Certificado Taller Práctico de Atención Plena (Mindfulness) Fundación Universidad Empresa.
  • Encargado del área de psicología en el hospital casa de la salud en Valencia (instituto medicina del sueño), tratando pacientes con problemas de sueño.

Actualmente me dedico al tratamiento de trastornos del sueño en la clínica psicosomni y a impartir cursos de prevención de trastornos del sueño y de aprendizaje respecto al sueño y como mejorarlo.

JUANJO AGUSTÍ

  • Licenciado en Psicología por la Universidad de Valencia.
  • Master en Psicología General Sanitaria.
  • Master Oficial en Avances en Investigación y Tratamientos en Psicopatología y Salud en la Universidad de Valencia.

En la actualidad mi trabajo está ligado principalmente al tratamiento psicológico de los problemas de sueño. Este trabajo lo desarrollo en mi consulta privada, colaborando en Unidades de Sueño o diseñando e impartiendo cursos para su prevención en empresas.